Cinco ejercicios para desbloquear tu creatividad

Quiero compartir con ustedes estos súper ejercicios efectivos para desbloquear tu poder creativo.


1. ESCRIBE LIBREMENTE:


¿Y esto qué significa? Sólo agarra tu libreta, un lápiz y ponte a escribir como si no existiese un mañana. Escribe, sin reparar en errores ortográficos o gramaticales. Con este ejercicio quiero que des rienda suelta a tus ideas, sin temores ni tapujos.

No es necesario que lo compartas con otros, solo quiero que te sueltes, te relajes un poco y entres en contacto con ese #yocreativo que tienes dentro de ti.


¿Te animas a hacer este ejercicio al menos una vez por semana? Te garantizo que te ayudará a explorar ideas y propuestas que antes no estaban en la mesa. Eso sí, no olvides la parte más importante de este ejercicio: ¡diviértete! Un creativo aunque trabaje duro, tiene una mentalidad juguetona y desafiante, ¡sabe cómo plantearse retos a sí mismo!


2. COMIENZA A VERTE CON MÁS OPTIMISMO:


¿Has prestado atención a lo que te dices?, ¿cuál es tu diálogo interno? Estás saboteándote si te repites a cada rato esto: "no sirvo para este negocio", "mis ideas son estúpidas", "no sé cómo relacionarme con la gente", "eso de la creatividad es para los demás, yo soy más de matemáticas". Y así sigues en una cadena de palabras que solo te hieren y que se convierten en profecías auto-cumplidas. Para ser creativo, necesitas confiar en ti. Confiar en ti significa que pase lo que pase, tienes la certeza de que aprenderás, mirarás con la frente en alto y saldrás adelante.


3. ABRE TU CORAZÓN AL FEEDBACK:


Uhh, entramos en terrenos escabrosos. Todos tememos a las críticas (a las negativas, por supuesto). Pero, ¿sabes qué?, sólo aprendemos de las críticas que no nos gusta escuchar. En vez de activar tu arsenal de palabras hirientes o sarcásticas ante juicios negativos, escucha lo que dice tu interlocutor. Piensa: ¿es justo?, ¿cómo puede ayudarme a mejorar mi comportamiento o rendimiento laboral?, ¿esa observación ha sido realizada por alguien más?


Cuando escuchamos, nos abrimos a otro mundo...al mundo de nuestro hermano, colega, pareja, vecino. Sólo así seremos capaces de ver las cosas de otro modo y ¡cómo no!, buscar nuevas soluciones a viejos problemas, explorar caminos inciertos, salirnos de lo cotidiano. Eso es creatividad.


4. COLABORA CON OTROS:


Dos cabezas piensan mejor que una, ¿cierto? Hay personas que son súper creativas y efectivas trabajando en solitario; otras, necesitan del ruido, la interacción constante con sus colegas para tener su dosis de energía o inspiración. Ambos son métodos válidos, pero mi recomendación es que, aunque seas un lobo solitario, únete de vez en cuando a la manada.


Comparte ideas, organiza un brainstorming, únete a grupos de discusión en torno a tu sector, asiste a conferencias, hazte notar y conversa, escucha mucho. Nunca sabes quién o dónde encontrarás tu próxima fuente de inspiración, ese alguien que te ayude a ampliar tus contactos y libere el creativo que tienes en ti.


5. ROMPE HÁBITOS NOCIVOS:


Hay ciertas acciones cotidianas que no nos ayudan a avanzar. Ver la tele o Netflix cinco o seis horas al día, puede restar en vez de sumar. Igualmente estar sumergido eternamente en las redes sociales, te quita tiempo/energía que son escasos y valiosos. Esas horas puedes aprovecharlas de otra manera: puedes apuntarte a un curso, aprender un idioma, unirte a una clase de yoga, conocer gente, pasar más tiempo con quienes amas o hacer networking.

'Esta es una tarea para la casa: piensa en un mal hábito que quieras cambiar, y un hábito con el cual puedas remplazarlo (uno que te ayude a mejorar como profesional o ser humano).


Siempre les he dicho que el pensamiento creativo se entrena TODOS LOS DÍAS...comencemos hoy con alguno de estos ejercicios.


#creatividad #creatividadmoderna #ejercicioscreativos

0 vistas

Hilda Besson - Marketing Entrepreneur | Copyright © 2020 Designed by Ideammos, LLC. Email: hola@hildabesson.com